Cargando

lunes, 23 de marzo de 2009

La inteligencia ecológica

El psicólogo estadounidense Daniel Goleman, destaca que la inteligencia ecológica debe ser desarrollada y aplicada por todas las personas, tanto los jefes de compras de una empresa como los consumidores.image

El psicólogo estadounidense Daniel Goleman alcanzó la fama mundial en 1995, cuando editó el libro titulado “Inteligencia emocional”, que ha vendido más de cinco millones de ejemplares. Tras esta obra, Goleman publicó “Inteligencia social”. De todas formas, el especialista aún tiene algo para decir sobre los tipos de inteligencia. Por eso, su nuevo lanzamiento se denomina “Inteligencia ecológica”, donde se refiere a la comprensión de los impactos ecológicos ocultos y a la determinación de mejorarlos.

Para Goleman, la inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. Tras popularizar ese concepto, el autor ahora decide enfocar sus reflexiones hacia la relación entre el hombre y el medio ambiente.

Goleman considera que el conocimiento sobre los efectos de aquello que fabricamos, vendemos o compramos puede ayudarnos a tomar decisiones acordes con nuestros valores. Este conocimiento, a su vez, influirá de forma positiva en nuestro propio futuro y en el futuro del planeta.

El especialista destaca que la inteligencia ecológica debe ser desarrollada y aplicada por todas las personas, tanto los jefes de compras de una empresa como los consumidores. Mientras es necesario que las compañías tengan en cuenta los posibles impactos de sus procesos, los consumidores deben adquirir aquellos productos que respeten el futuro de la humanidad.

Con la inteligencia ecológica, asegura Goleman, la actividad comercial corregirá su rumbo y cada persona se transformará en un jugador activo para determinar el curso del mundo, de la salud y del destino común de todos los seres humanos.

En definitiva, la nueva propuesta de Goleman busca formar sujetos solidarios, que comprendan que sus decisiones afectan la vida del resto de las personas y del ecosistema.

1 comentario:

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog